¿Cuestionada la autonomía universitaria?

¿Cuestionada la autonomía universitaria?
(Parte II)
Luis Silva de Balboa
Jurista investigador del Collége de France en Derecho Comparado y la Docencia Jurídica

DESDE TODOLEX

En el artículo precedente expusimos las implicancias de los instructivos de la Excma. Corte Suprema de fecha 2 de abril de 2008, y siguientes que colocan exigencias para los postulantes al
título de abogado y establecen mecanismos de verificación de la práctica profesional, como asimismo alerta acerca de los certificados de concentración de notas que contienen convalidaciones y exámenes de conocimientos relevantes en sus sustento académico. Actualmente el Pleno de la Excma. Corte Suprema ha tomado la responsabilidad de pronunciarse caso a caso, según los antecedentes en carpeta.
Al mismo tiempo, se examinan con atención los programas de Licenciatura o Habilitación de títulos que son impartidos para egresados por universidades que en algunos casos con algunos meses de repaso de dos materias, civil y procesal, más Derechos Humanos, por un precio de aprox. $ 1.800.000 convalidan cinco años de estudios de manera automática sin programas a la vista y agregan a lo anterior la emisión de Ius Postulandi, que faculta al alumno a actuar en tribunales, como si cumplieran un Quinto año académico, sin serlo.
Algunas escuelas y programas optan por respaldar su prestancia pública contratando como profesores a miembros del Poder Judicial, lo que en muchos países está rigurosamente reglamentado y limitado en el mundo académico.
Por lo anterior, la senadora Evelyn Mattei ha anunciado la presentación de un Proyecto de Ley que se aboque a normar el tema global, incluso las nuevas Acreditaciones, y a darle a la Excma. Corte Suprema las herramientas para un control adecuado. Esto requiere sea de la creación de un órgano competente, dependiente de la Oficina de Títulos y Grados, o bien si los legisladores lo estiman, uno del todo independiente.
El debate resulta esencial y no pareciera que la teoría del libre mercado y sus propios controles sean los apropiados para una materia urgente como es la idoneidad de los futuros abogados en Chile. Situación además que afecta directamente la fe pública.
En la mayoría de las naciones no son las Cortes Supremas las que otorgan al Licenciado en Derecho la facultad de litigar en los tribunales, e incluso, en los países europeos, de cuya tradición original se nutre nuestro derecho, solamente son abogados aquellos que en su actividad abogan por un tercero ante Tribunal, pero los asesores jurídicos, en el campo corporativo, tributario etc. lo mismo que los profesores de derecho no son abogados. No tienen porqué serlo. Asimismo existen figuras de actuación legal distintas, en Francia el Consejero Jurídico cumple una función clara y precisa, en el derecho anglo sajón del Reino Unido el caso diferenciado entre el Barrister y el Solicitor; incluso en los Estados Unidos hay diferencias entre en Counselor y el Attorney at Law, también usándose en término Lawyer, más cercano al jurista.-
Chile produce pocos juristas, o estudiosos del Derecho, y erróneamente se asume que deben ser abogados.
La no necesaria afiliación a un Colegio de Abogados, o a la Asociación de Abogados, no ha sido del todo provechosa para el desarrollo ético de la profesión ya que el único recurso de llevar a un mal letrado a los tribunales, coloca al cliente ante una disyuntiva extrema.
En un país donde el debate público es más emotivo que racional, donde con tanta facilidad se pierde la objetividad y todo se conduce al plano de las personas, resulta difícil crear un ambiente de diálogo constructivo más allá de intereses concretos donde cada cual cuida su feudo acerca del tema.
Pero sin caer en odiosas discriminaciones que no auspiciamos, el público siente la inconsistencia doctrinaria en muchos de los nuevos letrados, el escaso sustento de los escritos, la vaguedad e imprecisión de los alegatos, ausencia de rigurosidad metodológica y cultura jurídica. Incluso muchos recién graduados enfrentan el mundo jurídico en forma pedestre. La excepción se ha convertido el encontrar la meticulosidad, el discernimiento jurídico y la conducta solvente. Es el resultado del apuro, la frivolidad y la complacencia en la academia. Hay profesores que por su rigurosidad son separados de sus cátedras, dejan de ser un buen negocio para las universidades-empresas que necesitan que sus alumnos logren metas de cualquier modo. No es anecdótico que ahora cuando un alumno da una respuesta profunda y analítica, el profesor se sienta amenazado y le pida tratar el tema de forma más amena. Estamos frente a un problema de fondo que tomará mucho tiempo en reparar, pero propugnamos a lo menos marcar la ruta para cumplir la misión de un buen destino. Saber hacia donde vamos y a qué vamos.
Se puede observar a modo de síntoma, en términos generales, que cuando hay Seminarios jurídicos dados por empresas del rubro o incluso por Escuelas de Derecho, conferencias temáticas, la mayoría de los asistentes son abogados con ciertos años de práctica, se divisan pocos jóvenes, y la razón no es económica. El aprender lo estrictamente necesario para funcionar bien y ganar el suficiente dinero, parece una nueva premisa del éxito; pero normal e históricamente en el mundo del derecho eso no funciona, toma años percatarse de esto y a un muy alto costo.
Las serias aprensiones que emanan de la lectura del Instructivo de la Excma. Corte Suprema al que hemos hecho referencia, denotan un abierto cuestionamiento al uso y abuso de la autonomía universitaria y no hace diferencia entre los establecimientos acreditados y los que no lo están; una realidad preocupante, aparentemente más para los alumnos que para los académicos, con espacios indefinidos donde la certeza no acompaña y los criterios no se divisan ni claros ni establecidos. La intervención del legislador resulta urgente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: